“Me quedo con el British por delante del US Open sin discusión”

“Me quedo con el British por delante del US Open sin discusión”

Miércoles de Open Championship. La intensidad va creciendo. Es inevitable. Se acerca el momento de que arranque el British y sobrevuela un ambiente especial por Royal Troon. La sensación que se vive en el Open es inigualable. Llegó al club a la seis de la mañana. Tengo el plan muy claro. Voy a jugar los últimos nueve hoyos de prácticas, un total de tres vueltas y media durante la semana. Creo que es suficiente. Hay que intentar no quemarse en las semanas de major.

Volvemos a la entrada de Royal Troon. Alucino. Insisto: son las seis de la mañana y ya hay una cola en la entrada de público de unas cincuenta personas. Aún no hay ningún jugador dentro, pero la gente ya está ansiosa por ver golf. Es diferente a todo. Aquí se respira golf. Es un orgullo formar parte de la historia de este deporte de esta manera.

Sé que muchas veces se plantea la pregunta de cuál es tu major preferido, cuál te gusta más, cuál preferirías ganar… Yo no tengo ninguna duda. De momento, sólo he estado en dos, y el British Open gana de largo al US Open. Esto es golf en estado puro. Aquí nació el golf. Es el único torneo en el que todos, absolutamente todos los jugadores se quitan la gorra cuando llegan al green del hoyo 18 para saludar al público. Eso es por algo…

En cuanto a la estrategia a seguir esta semana ya os digo que el objetivo es jugar con cabeza, de forma inteligente. Yo muchas veces peco de agresivo y eso lo voy a tratar de controlar en el British. Ya lo aprendí en el US Open y la idea es ponerlo en práctica esta semana. Ir a por las banderas que se pueden ir, pero con cabeza. Por cierto, estrategias hay muchas y cada uno debe adaptarse a la que mejor le vaya a su juego. Os pongo un ejemplo: Miguel Ángel Jiménez juega siempre a quedarse corto de los búnkers, para no meterlos en juego, mientras que Jason Day juega siempre con el drive para volárselos. Prefiere estar en el rough, pero con un palo más corto, que en calle con un palo más largo.

Tengo muchas ganas de que empiece ya el British Open, pero antes no quiero dejar pasar la oportunidad para dar las gracias de corazón a todos los que me estáis siguiendo y mandando apoyo durante los torneos. Os prometo que se siente y ayuda mucho. También quiero dar las gracias al público del Quicken Loans. Fue una semana increíble por todo, por mi debut, por el resultado, por acabar tercero, meterme en el Open… sí, por todo y a pesar de las corbatas… Sentí un calor que me sorprendió y que me hizo sentir muy a gusto. No me lo esperaba, sobre todo si tenemos en cuenta que jugaba con Billy Hurley III, que no sólo es de la zona sino también marine de los Estados Unidos, es decir, lo más de lo más para los americanos. Gracias a todos y a disfrutar del Open.