Una novedad en mi calendario antes de acabar el año

Una novedad en mi calendario antes de acabar el año

Finalizaré el año jugando el Hero World Cahllenge, el torneo invitacional de Tiger

Sabía que la Ryder Cup iba a suponer un gran desgaste físico, mental y sobre todo emocional. Más si cabe, si tenemos en cuenta que venía de jugar la final de la FedEx Cup en Atlanta, otro test muy exigente. Sin embargo, sincermanete no pensaba que me iba a quedar tan vacío después de París. No podía ni coger un palo y fue la razón principal por la que no jugué en Valderrama. Estuve dos semanas sin hacer nada, muy cansado.

Tanto me afectó que yo creo que me duró incluso hasta el principio del WGC HSBC Champions. Los dos primeros días noté el desgaste emocional que arrastraba desde la Ryder, además de la propia inactividad de esas semanas. Fue una mezcla de sensaciones. Como si me costara coger de nuevo el ritmo con el swing y la competición.

No obstante, el fin de semana en Shanghai fue realmente muy bueno. Me encontré muy cómodo y creo que hallé la manera de hacer resultado en ese campo. Es de esos torneos en los que te vas con la sensación de que si hubiera durado un poco más no habría pasado nada.

Esas dos últimas rondas son un buen impulso para el fin de temporada, especialmente para la Final de Dubai, donde como sabéis defiendo el título que gané el año pasado. Me encantaría repetir el triunfo y con ese objetivo iremos dentro de dos semanas.

También aprovecho para confirmaros una novedad en mi calendario de final de año. En principio, sólo iba a jugar la Final de Dubai hasta 2019, sin embargo he decidido incluir finalmente el torneo de Tiger Woods. Voy a jugar el Hero World Challenge en Bahamas. Me hace mucha ilusión jugar su competición justo después de haberme enfrentado a él en la Ryder Cup. Me encantaría tener la oportunidad de volver a jugar con él allí, en ‘su territorio’ en Albany. Más allá del torneo, me apetece mucho la semana porque serán días relajados, en un entorno fantástico y con una participación reducida. Tengo muchas ganas.