Rahm debuta en España como profesional 34 años después de Olazábal

Rahm debuta en España como profesional 34 años después de Olazábal

Jon Rahm afronta la próxima semana en Valderrama una semana clave en su carrera, de esas que quedan grabadas en la memoria a lo largo de una vida deportiva. El jugador de Barrika hará al fin su debut en España en un torneo profesional. Ha jugado y ganado mucho como amateur, pero aún no ha tenido la oportunidad de disputar un torneo en la máxima categoría. Cumplirá este sueño a partir del próximo jueves en el Andalucía Valderrama Masters.

Rahm llegará a España tras haber cosechado otro valioso top 15 en un torneo de la Rolex Series del European Tour, el Open de Italia. El jugador vasco ha cerrado su participación en el Golf Club Milano este domingo con una gran vuelta de 65 golpes. Sin duda, va a llegar con confianza y seguridad a una cita que tiene marcada en rojo desde el principio de la temporada.

Rahm sabe que habrá muchas miradas pendientes de él la próxima semana. No son pocos los viajes que se han organizado desde el País Vasco para ver en directo al nuevo diamante del golf español y mundial. Es un acontecimiento y Valderrama está preparado para recibir a un público muy numeroso. De hecho, se esperan más de 40.000 espectadores durante el torneo.

Rahm debutará en un torneo profesional en España 34 años después de que lo hiciera José María Olazábal, el último gran campeón vasco del golf mundial. El golfista de Hondarribia apareció por primera vez en un Cepsa Madrid Open del European Tour, en enero de 1983. El torneo se jugó en el Real Club Puerta de Hierro y Olazábal falló el corte por un solo golpe cuando tenía sólo 16 años.

Como ven, los debuts son muy diferentes. Rahm lo hará como un jugador hecho y derecho, top 5 del ránking mundial, mientras que Olazábal era un prometedor jugador amateur. Tanto es así que la expectativa con Rahm no es otra sino que esté peleando por la victoria.

Además de Rahm, estarán en Valderrama dos vascos más escoltándole: el propio José María Olazábal y Adrián Otaegui.