Otaegui coge la rueda buena y aún ve margen de mejora

Otaegui coge la rueda buena y aún ve margen de mejora

Adrián Otaegui ha superado el primer tercio de la temporada en el European Tour y lo cierto es que lo ha hecho con una nota alta. Es la regularidad hecha jugador de golf. Ha pasado todos los cortes y acumula cinco top 25 en los últimos seis torneos. Su último resultado ha sido un valioso 19º en el Trofeo Hassan II de Marruecos. Está claro que ha cogido la rueda buena de nuevo.

Otaegui se marcha especialmente satisfecho esta semana por el rendimiento del putter, especialmente el último día. No había funcionado muy bien en el Open de España y los primeros días tampoco estuvo brillante en el Royal Golf Dar Es Salam de Rabat. Sin embargo, este domingo las sensaciones han sido mucho mejores, pensando menos en el movimiento y más en las sensaciones que busca.

Adrián jugará ahora el Volvo China Open y el Golf Sixes del European Tour, un torneo que le hace especial ilusión. Es por países y en pareja. Defenderá a España junto a Pablo Larrazábal en el Golf Centurion de Londres. Después ya viene la artillería pesada, con el BMW PGA Championship de Wentworth y el Open de Italia, citas ambas de las poderosas Rolex Series del Circuito Europeo. “La temporada ha empezado bien, con muchas cosas positivas, aunque creo que lo mejor es que tengo claro que aún hay mucho margen de mejora y voy a trabajar duro por conseguirlo”, señaló.

En cuanto al golf vasco, hay que resaltar también la actuación, al otro lado del escenario, de Eduardo Larrañaga. El profesional de Zarautz lleva la bolsa de Álvaro Quirós desde hace varias semanas y este domingo ha sumado una valiosísima segunda posición en el Trofeo Hassan II. Es el mejor resultado de la pareja. Recordemos que Edu y Quirós fueron compañeros de habitación durante la época que estudiaron en la Blume.