Otaegui, a punto de cerrar un curioso hito en la historia del golf vasco

Otaegui, a punto de cerrar un curioso hito en la historia del golf vasco

Hace casi treinta años, en 1988, comenzó a disputarse la Final del circuito europeo, el torneo que cierra la temporada del European Tour y al que sólo tienen acceso los sesenta mejores del ejercicio. Como se recordará, las primeras 21 ediciones (de 1988 a 2008) se disputaron en tierras andaluzas, Valderrama (16) y Montecastillo (5), bajo el nombre de Volvo Masters, y desde 2009 hasta hoy se han disputado en Dubai, bajo la denominación DP World Tour Championship. Han cambiado los patrocinadores, la localización y también la dotación económica, hoy mucho más jugosa, pero la esencia y el formato permanecen.

Desde aquel 1988, y ya ha llovido, tan solo 28 jugadores españoles han conseguido clasificarse al menos una vez para disputar este exclusivo torneo. Como se ve, no es tan sencillo. Esta es la lista: Severiano Ballesteros, José María Cañizares, Manuel Piñero, Manuel Calero, José María Olazábal, Ignacio Gervás, Juan Anglada, Pepín Rivero, Antonio Garrido, Miguel Ángel Martín, Miguel Ángel Jiménez, Santi Luna, Nacho Garrido, Carl Suneson, Diego Borrego, Txomin Hospital, Sergio García, Paco Cea, Carlos Rodiles, José Manuel Lara, Gonzalo Fernández Castaño, Álvaro Quirós, Pablo Larrazábal, Rafa Cabrera Bello, Alejandro Cañizares, Eduardo de la Riva, Jorge Campillo y Nacho Elvira.

Y de entre todos ellos, sólo un jugador vasco, José María Olazábal, que entre 1988 y 2006 sólo se perdió las ediciones de 1995, 1996 y 2004. Desde 2006, eso sí, que fue la última vez que Olazábal jugó, no ha habido presencia vasca en la final. La arrebatadora irrupción de Jon Rahm en el golf de élite en 2017 asegura ya el final de esta mala racha para el golf vasco, pues el de Barrika ya tiene más que asegurada y confirmada su presencia en la Final de Dubai del presente curso. Pero, después de tanta sequía, el hito puede ser doble…

En efecto, el 31º puesto de Adrián Otaegui en el British Masters disputado esta semana a las afueras de Newcastle, mantiene al joven vasco en el puesto 46º de la Race to Dubai y permite aventurar su presencia en la Final de Dubai, junto a Rahm. De este modo, después de 29 años con la sola presencia de Olazábal como representante del golf vasco en esta exclusiva cita, en 2017 puede y debe triplicarse la cifra gracias al buen hacer de Rahm y Otaegui.

Adrián suma ya 615.000 puntos/euros en la Race to Dubai, la cantidad casi exacta que hizo falta el año pasado para terminar entre los sesenta primeros. El razonamiento no es matemático, ni puede darse un carácter oficial al dato o al suceso, puesto que además este año las millonarias Rolex Series van a poner algo más caros todos los objetivos, pero la trayectoria de Otaegui y los euros sumados esta pasada semana dejan a punto de caramelo este curioso hito de la historia del golf vasco.