Mi punto de vista sobre las nuevas Reglas

Mi punto de vista sobre las nuevas Reglas

El dropaje de Rickie Fowler desde el hombro y su posterior penalidad ha sido una de las imágenes que quedarán grabadas de este WGC México Championship.

Como sabéis, yo estaba jugando con él ayer y hoy he vuelto a coincidir en la tercera ronda. Fui testigo directo y me gustaría compartir con vosotros lo que vivimos en el campo y cuál es mi opinión al respecto.

Tengo que empezar diciendo que yo no me enteré de nada. Es más, no se enteró nadie de los que íbamos en el partido con Rickie. Y ojo, no porque no le estuviéramos mirando. De hecho, yo le vi dropar, pero lo vi tan normal, como lo hemos hecho siempre. No me percaté. Estamos tan acostumbrados a hacerlo así… El único que se dio cuenta fue Mark Immelman, periodista y hermano del campeón del Masters de Augusta, Trevor Immelman. Fue Mark quien se lo dijo a Patrick Reed.

Estamos tan acostumbrados a hacerlo desde el hombro que, en realidad, cuando veo a alguien dropar desde la rodilla me parece que está haciendo algo mal, sabiendo, sin embargo, que está haciendo lo correcto. Es una situación complicada.

En este sentido, hay varias reglas que yo no entiendo. La del dropaje la tienen que cambiar. Entiendo que quieran hacer el golf más rápido, pero dropar desde el hombro o desde la rodilla no va a hacer ninguna diferencia. Con todas las confusiones que se producen ahora con los dropajes nuevos, seguimos tardando lo mismo.

Yo siempre he pensado de la misma forma. El PGA Tour debería hacer sus propias Reglas al margen del Royal and Ancient y de la USGA. Ellos hacen Reglas que nos afectan a nosotros pensando en los amateurs y yo considero que podríamos jugar con diferentes Reglas. La explicación es que desde mi punto de vista jugamos un tipo de golf diferente, nuestra velocidad de juego y nuestra intensidad es distinta. Pero bueno, ya veremos qué ocurre en el futuro.

Desde luego, para mí la regla del dropaje se debería cambiar porque no hay mucha diferencia. Es una pena la mala suerte que tuvo Rickie y el golpe de penalidad simplemente por medio metro de altura de diferencia, y encima acabó con una posición de bola mala, es decir, no le ayudó de ninguna manera, más bien al contrario.