Adrián Otaegui se ve también dentro del Nedbank…

Adrián Otaegui se ve también dentro del Nedbank…

Una de las grandes ventajas que ofrece al periodista la organización del Portugal Masters, último torneo disputado del calendario regular del European Tour, es la zona donde está situada la carpa de Prensa, justo en el corazón del parking reservado a los jugadores. Así, puedes salir a la puerta a tomar el aire e ir viendo desfilar, de entrada o de salida, a los competidores. Y ya se sabe que a uno siempre se le quedan en el tintero una o dos preguntas…

Fue así, por ejemplo, como nos despedíamos el sábado por la tarde de Adrián Otaegui, que no había podido pasar el corte y se había quedado un día más a entrenar duro en las instalaciones del Victoria Clube de Golfe. Salía el jugador vasco satisfecho y tranquilo. Algo había encontrado después de una semanas en las que los resultados no eran los apetecidos. Según nos contaba, era más que segura su presencia en el primer torneo de las Series finales del circuito europeo, el Turkish Airlines, que se juega la semana que viene.

Desde que existen estos grandes torneos como remate de la temporada (arrancaron en 2013), con una bolsa de premios que llega a siete millones de dólares, es la primera vez que Otaegui consigue acceder al menos a uno de ellos. Se va a estrenar, por tanto. En concreto, hay que pensar que en Turquía sólo tiene entrada los 70 mejores de la Race to Dubai, si bien va corriendo puestos según se van confirmando la baja de algunos jugadores que no acuden, circunstancia gracias a la cual Adrián ha entrado.

La cuestión también era saber si podría entrar en el Nedbank de Sudáfrica la semana siguiente, torneo con una entrada aún más exigente (entren los primeros 64 de la Race to Dubai, una vez finalizada la cita de Turquía). “Estoy seguro de que voy a entrar”, nos dice con una sonrisa pícara el vasco. Y no es que se haya puesto a hacer cálculos acerca de los puestos que pueden correr debido a determinadas ausencias, es que su razonamiento va por otro lado: después de fallar tres cortes consecutivos (Porsche, Alfred Dunhill y Portugal), ha llegado la hora de espabilar.

Palabras mayores quizá fueran alcanzar un puesto entre los sesenta primeros y jugar la Final de Dubai. Ahora mismo Otaegui se encuentra a casi 75.000 euros del puesto 60º en la Race, pero hay que tener en cuenta que un quinto puesto, por ejemplo, en Turquía o Sudáfrica otorga un cheque de casi trescientos mil euros, y un décimo puesto otro de 140.000… Tiene por tanto margen para la remontada, siempre y cuando eso que ha encontrado en el campo de prácticas le devuelva la estabilidad en el juego.