Txema Olazábal, tercero en el Volvo Masters

El irlandes Paul McGinley da la sorpresa y se impone en el Volvo Masters

El irlandés Paul McGinley ha dado la sorpresa y se ha adjudicado el Volvo Masters con una vuelta de 67 golpes para 10 bajo par; Sergio García ha quedado en segunda posición en solitario, a dos golpes del ganador, y Txema Olazábal ha terminado tercero empatado, con tres golpes más que el campeón, junto a Colin Montgomerie y Luke Donald.

El vencedor entró con la sonrisa de ganador al green del 17 cuando vio que su tercer golpe quedaba a tres metros de la bandera. El birdie le afianzaba más si cabe en la cabeza del torneo con tres golpes de ventaja sobre Colin Montgomerie, Sergio García, Txema Olazabal y Luke Donald y obligaba a sus más inmediatos perseguidores a forzar en el temible hoyo del agua frontal al green, con la bandera al fondo. No se lo pensaron y uno a uno intentaron sacarle el máximo partido al hoyo. McGinley puso las cosas difíciles con un birdie (-10), Sergio logró un insuficiente birdie (-8), tras un golpe de putt para eagle poco acertado, y Olazabal y Monty sólo pudieron hacer par. El torneo había terminado antes de tiempo.

El fiasco de Monty (74 golpes) y García (73) se consumó en el primer tercio de la última jornada. Lo que iba a ser el choque del año quedó muy pronto en nada. Ese cortocircuito en los primeros hoyos afectó primero a García (doble bogey en el sexto hoyo tras dos visitas al bunker) y en el siguiente a Montgomerie, que se anotó otro doble yerro después de mostrarse incapaz de jugar por calle para alcanzar el green del hoyo siete.

De esta forma, en el octavo hoyo comenzó otro torneo. Las depresiones protagonizadas por Sergio y Monty, que acabaron sobre el par, metieron en la pelea por el título a los que venían a distancia tras los líderes, principalmente Paul McGinley.

Pero este irlandés, un golfista más famoso por embocar el putt en The Blefry que consumó la victoria de Europa sobre los Estados Unidos en la Copa Ryder de 2001, se marchó como un disparo hacia la victoria después de una vuelta por segundo día consecutivo sin bogeys y con cuatro aciertos, para firmar 67 impactos.
La rectitud de juego y el acierto de McGinley, que residió en no fallar desde el segundo hoyo del pasado viernes, le facilitó levantar inesperada pero merecidamente el precioso trofeo de cristal, para meterse en el bolsillo el mayor cheque de su carrera con la cifra escrita de 660.000 euros.

García, segundo al final, repitió puesto por segundo año consecutivo y volvió a dar muestras de irregularidad bajo presión máxima y escaso acierto con el putt. Montgomerie acabó tercero junto a Txema Olazabal y el inglés Luke Donald, el mejor del día con 64 golpes.

1. Paul McGinley 274 (-10)

2. Sergio García 276

3. Colin Montgomerie 277

Txema Olazabal 277

Luke Donald 277

6. Paul Broadhurst 278

7. Lee Westwood 279

Simon Khan 279

Niclas Fasth 279

10. Ian Poulter 280

29. Miguel Angel Jiménez 285

34. Gonzalo Fdez-Castaño 287

45. José Manuel Lara 291